Porsche es el sueño de cualquier purista, gracias a su generosa oferta de transmisiones manuales. Un ejemplo es el 911 Carrera T, dotado de un motor bóxer de seis cilindros en línea, biturbo, con 370 CV, asociado a un cambio manual de siete velocidades. 

Entre las cualidades del modelo alemán, destacan la suspensión adaptativa Porsche Active Suspension Management (PASM) y el Paquete Sport Chrono, de serie.