Afortunadamente, en un deportivo de altas prestaciones también hay cabida para un cambio manual. En el caso del modelo británico, esta opción puede solicitarse, tanto con la carrocería Coupé como con la Convertible, para los motores V6 sobrealimentados de 340 y 380 CV. 

En ambos casos, se asocia a la propulsión trasera.