El fabricante británico es famoso por sus deportivos vanguardistas, pero también hay hueco para los conductores más tradicionales. No en vano, el Vantage se ofrecerá, dentro de poco, con un cambio manual de siete velocidades, asociado al motor V8 biturbo, de 4,0 litros y 510 CV.