Tras cuatro generaciones y más de cinco millones de unidades comercializadas, la quinta generación del SEAT Ibiza ha llegado dispuesta a repetir el éxito de sus antecesores. 

Para ello, cuenta con una carrocería de 4,06 metros de longitud y una oferta mecánica compuesta por motores de gasolina y de ciclo diésel, con potencias de entre 75 y 150 CV. Además, ofrece una interesante versión 1.0 TGI, de 90 CV, que puede funcionar indistintamente con gasolina y gas natural comprimido (CNG).

Por tecnología, confort de marcha y espacio interior, es el mejor Ibiza de la historia.