Se presentó en 1984 y, en muy poco tiempo, este utilitario de 3,6 metros de longitud se convirtió en un referente de la automoción en España. 

Y no es para menos, ya que el diseño corrió de la mano de Giorgetto Giugiaro, la carrocería estaba fabricada por Karmann y los motores tenían tecnología Porsche (podía leerse la leyenda System Porsche en la culata del motor).

Se comercializó con propulsores de gasolina, de entre 44 y 100 CV, así como con una mecánica diésel de 55 CV.