¿Quieres disfrutar del primer y único turismo diésel de la historia de AMG? Entonces, no te costará mucho, dado que este auténtico 'patito feo' puede adquirirse en el mercado de segunda mano por unos 7.500 u 8.000 euros, si nos centramos en la variante Sportcoupé (también hubo berlina y Estate). 

Ahora bien, más alla de su ajustado precio, los 231 CV de potencia del motor 3.0 pentacilíndrico, le permitían alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y acelerar de 0 a 100 en 6,8 segundos. Eso sí, el consumo medio era superior a los 7,5 litros cada 100 kilómetros.