Cerramos el capítulo de Citroën con el entrañable Visa GTi, un modelo que seguramente no sea el más deseado entre los aficionados de la marca. 

En cualquier caso, a nosotros nos gusta. En parte, por su llamativa imagen. En parte, por el motor 1.6 de gasolina, que llegó a alcanzar los 115 CV de potencia.