En el caso del BX GTi, como sucede con otros muchos integrantes de esta lista, podemos ver la evolución del propulsor. Así, lo que comenzó en 1987 con un motor 1.9 de 125 CV, acabó 'mutando' en el BX16 GTi, que optaba por un bloque de 16 válvulas y 160 CV.