Pese a ser un modelo veterano, el Audi A1 2018 con motor 1.0 TFSI de 95 CV es el utilitario de gasolina que registra un menor consumo medio oficial.

Eso se debe a que el modernísimo propulsor de tres cilindros y 999 cm3 de este Audi, combinado con una caja de cambios manual, de cinco velocidades, incorpora unas cuantas ayudas para ahorrar el máximo combustible: sistemas de recuperación de energía en fases de frenado, de parada y arranque automáticos del motor start-stop o de indicador del momento óptimo para el cambio de marcha, por citar algunas de las más destacadas.