Aunque acaba de anunciar un restyling, que todavía no ha llegado a nuestro mercado, parte del éxito del Tucson se debe a que su estética ha caído en gracia entre los conductores. Pero eso no debe ocultarnos otros factores, como su interesante relación calidad-precio o lo bien equipado que está, incluso desde las versiones de acceso. Lo analizamos en una prueba, en la sección ¿Qué coche comprar?