Desarrollado junto a Volkswagen, no es uno de los modelos de la marca que pasará a la historia...

Con un diseño bastante peculiar, y unas cualidades deportivas discutibles (acorde a la tradición de la marca, claro), el 914 ofrecía dos mecánicas: 1.7 de cuatro cilindros y 80 CV, para la versión de acceso, y 2.0 de seis cilindros y 110, para el 914/6.

En 1974, en plena Crisis del Petróleo, los bloques de cuatro cilindros alcanzaban los 85 y 100 CV de potencia.