Muy sencillo, porque un derivado sobre su base, como era el 912, sí que optó por un cuatro cilindros. A fin de cuentas, su planteamiento era el de colocarse como una alternativa más económica al 'Nueveonce'... aprovechando la mecánica del 356 SC.

Estamos hablando de un bloque de 1,6 litros, que entregaba 90 CV, combinado con una transmisión automática de cuatro velocidades.