El antecesor del 'Nueveonce', cuando todavía se llamaba 901 (problemas de derechos con Peugeot, le hicieron convertirse en 911), se mantenía fiel a los motores de gasolina, con arquitectura de cuatro cilindros bóxer. 

Hasta que ese momento llegó, se ensamblaron 82 unidades, que hoy en día alcanzan precios astronómicos. Para que te hagas una idea, hace poco, RM Sotheby's sacó a subasta una unidad del 901, con carrocería prototipo, que se comercializó por 649.600 euros.