El H2 es un coche diseñado para demostrar que los días de pilotaje en circuito no van en detrimento del medio ambiente. Concebido en colaboración con el especialista GreenGT, el H2 es capaz de alcanzar 300 km/h de velocidad máxima y de acelerar de 0 a 100 en apenas 3,4 segundos sin emitir ni un solo gramo de dióxido de carbono (CO2).

De hecho, este superdeportivo desarrolla más 630 CV utilizando el hidrógeno como combustible