Primero fue el 360 Modena, después el F430 y, a continuación, el Ferrari 458 Italia... cuyo aspecto fue asombroso. De hecho, aunque está descatalogado desde hace tres años, este superdeportivo sigue resultando tan espectacular como el primer día.