A partir de la arquitectura del Giulia, Alfa Romeo ha configurado un todocamino que no desentona... ni siquiera, en un circuito de velocidad.

El Stelvio hereda el gen deportivo de todos los vehículos de la firma italiana y la variante Quadrifoglio, de 510 CV, asombra a aquellos afortunados que se ponen a sus mandos. La versión de acceso está disponible desde 40.865 euros.