Este SUV ha pasado de ser un modelo controvertido a convertirse en el más rentable, con diferencia, de la marca alemana. A pesar de su masa, se desenvuelve con maestría en zonas de curvas, incluso en las más lentas.

El Cayenne, que hace poco ha estrenado generación, la tercera, dispone de tres motores de 340, 440 y 550 CV. Los dos más potentes se benefician de la tecnología biturbo. Puedes adquirir uno desde 87.579 euros.