Algunos dirán que un pick-up no debería estar en esta lista. Pero no nos encontramos ante una camioneta convencional. A fin de cuentas, el Lil 'Red Express fue el primer vehículo de este tipo que no se lanzó como un modelo de trabajo, sino para disfrutar de la conducción. 

Se trataba de un vehículo de propulsión trasera, bastante bajo, que contaba con un punto a su favor: al ser un industrial, estaba sometido a otra normativa de emisiones que los turismos, bastante más permisiva. 

En cualquier caso, presumía de un motor V8 de 225 CV, que le permitía acelerar de 0 a 60 mph (96 km/h) en apenas 6,5 segundos.