Al igual que existió una versión especial del Focus para Hirvonen, también la hubo para Jari-Matti Latvala. Además, era fácil distinguirla, ya que solo se podía escoger en color negro y contaba con llantas de aleación de 17 pulgadas. Además, el precio también era algo inferior: 18.470 euros.