Elegido el coche más bello del año, este 'top model' acapara miradas allá por donde vaya. Con 4,80 metros de longitud, estamos convencidos de que restará muchas ventas al Audi Q7, el BMW X5, el Mercedes-Benz GLE y el Volvo XC90.

Nosotros probamos la versión turbodiésel más exclusiva, con 300 CV... y, desde luego, nos fascinó toda la tecnología que aglutina. Si tienes 60.250 euros, como mínimo, puedes convertirte en el protagonista de la carretera.