La punta de lanza de la familia del superdeportivo brinda 585 CV, extraídos de un motor V8 biturbo, de 4,0 litros de cilindrada. 

Con esta mecánica, asociada a un cambio automático de doble embrague, con siete velocidades, el coche se catapulta hasta los 318 km/h y solo tarda 3,6 segundos en acelerar de 0 a 100. Este sí es un modelo propio de un piloto de F1...