El restyling de la tercera generación se presentó en el salón de Ginebra de 2014, donde el compacto americano se dejó ver con más equipamiento y tecnología. Pero también, y puede que más importante, con una imagen frontal renovada, que seguía la línea marcada por los últimos lanzamientos de la marca.