Aunque se dejó ver en los salones de Detroit y Ginebra de 2010, la tercera generación del Focus no llegó a Europa hasta unos meses después. Mantuvo tres carrocerías, Berlina, Sedan y Sporbreak, pero perdió otras dos no tan populares: tres puertas y descapotable. 

Esta generación pasó a la historia por anunciar una variante eléctrica (Focus Electric) y por el estreno del motor 1.0 EcoBoost.