Tras alcanzar unos éxitos notables en sus primeros años de vida, la segunda generación se presentó en el salón de París de 2004. 

Con ella, llegarían hasta cinco carrocerías y motores de hasta 350 CV de potencia. Sin duda, un salto de calidad... en todos los sentidos.