El Focus llegó en el año 1998 con un objetivo sumamente complicado: sustituir al veterano Escort. Para ello, optó por un diseño completamente rompedor y una gama de motores compuesta por opciones de entre 75 y 131 CV de potencia. 

Con él, empieza una historia que te invitamos a conocer en esta galería...