Casi al mismo tiempo que la variante de calle, el Mercedes-Benz SLK 55 AMG llegó a la F1 en 2004.