El Mercedes SL 55 AMG fue el Safety Car de la categoría, mientras Michael Schumacher se hacía con su cuarto y quinto título.