Las peleas entre hermanos, en las plazas traseras de un automóvil, son uno de los mayores dolores de cabeza para los padres. Pero Skoda ha presentado la solución: unos altavoces integrados en los reposacabezas delanteros del Skoda Karoq 2018, que son capaces de contrarrestar el ruido que llega desde la parte posterior.

Según ha confirmado la marca checa: "Hemos probado esta tecnología con más de 1.000 familias y hemos identificado que, a partir de 80 dB, un nivel de ruido similar al de una aspiradora, la situación era insoportable".