En el momento de la presentación del Urus, Lamborghini prometió que su SUV tendría una agilidad propia de un superdeportivo. Con las cuatro ruedas directrices, esta cualidad sale a relucir al instante.

El modelo italiano incorpora un motor V8 biturbo de gasolina, de 4,0 litros, que alcanza 650 CV y un par máximo de 850 Nm. ¿La transmisión? Una automática con convertidor de par, de ocho velocidades.