A un compacto deportivo le viene como anillo al dedo esta tecnología de cuatro ruedas directrices, pues amplía, aún más, su agilidad, independientemente del tipo de curvas que se le presenten al coche. 

El motor turboalimentado cubica 1,8 litros y entrega 280 CV a 6.000 rpm y 390 Nm entre 2.400 y 5.000 vueltas. El coche ya puede adquirirse desde 31.900 euros con la caja automática de doble embrague EDC, con seis velocidades. Más adelante, estará disponible con una caja manual, con el mismo número de marchas, y con una variante Trophy, de 300 CV de potencia.