Sí, estás leyendo bien. Es cierto que la fibra de carbono encaja a la perfección con un modelo como este. Pero, tal vez, desembolsar 1.800 euros por un hueco donde colocar un vaso o una botella parece un tanto excesivo...