Aunque acaben siendo pisoteadas, estas alfombrillas, con logo incorporado y un precio de 960 euros, servirán para mostrar el orgullo del afortunado propietario.