El Mini original es un modelo encantador y muy divertido, por lo que resulta fantástico conocer esta curiosa preparación. Además, la conversión a vehículo eléctrico parece una buena idea.

Lamentablemente, la firma británica no ha dado detalles técnicos sobre este ejercicio de estilo, como su potencia o su autonomía. Todo lo que sabemos es que promete sensaciones de kart al conductor, lo que significa que es un verdadero MINI.