No todos los Porsche están pensados para rodar en circuito. De hecho, este coche, apodado como 'The Keen Project Safari #4', recrea la imagen del Porsche 911 (953), que obtuvo la victoria en el Dakar en 1984.

Con una baca en el techo, la rueda de repuesto sobre la luna trasera y la batería de faros del frontal, este Porsche incita a buscar caminos de tierra. Además, luce perfecto con una ligera capa de barro en su carrocería.