Aunque su aspecto es el de un Porsche 964, este Ruf incorpora un chasis monocasco de fibra de carbono, que hace que sea más ligero que todo un Porsche 911 GT3 RS 2018.

Impulsado por un motor atmosférico de gasolina, de 4,0 litros y arquitectura de seis cilindros bóxer, que desarrolla 510 CV, asociado a una caja de cambios manual, de seis velocidades, es el vehículo perfecto para 'gentlemen drivers'.