El bloque de seis cilindros más poderoso es de tipo bóxer y, como podrás suponer, pertenece a Porsche. Con una cilindrada de 3,8 litros y tecnología biturbo, entrega 700 CV a 7.000 rpm (un régimen bastante elevado) y 750 Nm de par máximo, entre 2.500 y 4.500 vueltas.

¿Dónde se monta? En el 911 GT2 RS 2018, el modelo de producción de la casa alemana más potente de la historia, que firma 340 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.