Entre los motores de ocho cilindros, se produce un empate. Uno de ellos es el V8 biturbo, de 3,9 litros de cilindrada y 720 CV a 8.000 rpm, que propulsa al nuevo Ferrari 488 Pista.

La transmisión asociada es una automática de doble embrague, con siete velocidades. Las prestaciones del biplaza italiano son fulgurantes: 340 km/h y aceleración de 0 a 100 en 2,85 segundos.