Aún más deportivo que el anteriormente mencionado S2 Avant, este familiar deportivo fue desarrollado en colaboración con Porsche. Sin embargo, pasará a la historia al convertirse en el pionero de una tradición que han continuado los RS 4 y RS 6 Avant. 

Equipado con un motor de cinco cilindros y 2.2 litros, presume de 315 CV y tracción a las cuatro ruedas. De este modo, no es de extrañar que alcanzara los 260 km/h y que acelerara de 0 a 100 en 5,4 segundos.