Fue el segundo descapotable del mercado con techo duro retráctil, tras el Mercedes-Benz SLK, algo que le sirvió para convertirse en un éxito de ventas, con 370.000 unidades fabricadas.

El Peugeot 206 CC estaba disponible con dos motores de gasolina, de 110 y 136 CV, así como con la versión de ciclo diésel 1.6 HDi de 110 CV, desde 2005. El hecho de que fuera un auténtico superventas, hace que haya unidades de ocasión de todo tipo.