Tal vez sea el coche más original que se ha presentado en las últimas décadas, ya que su carrocería se podría transformar en la propia de un modelo de cinco puertas, un descapotable, un spyder o un pick-up... mediante un laborioso proceso de desmontaje.

Este Citroën se vendió con dos motores de gasolina: un 1.4 de 73 CV y un 1.6 de 109 CV, así como con un propulsor turbodiésel 1.4 HDi, de 68 CV de potencia

De ocasión, es un modelo bastante asequible, pero te recomendamos que no te decantes por las versiones con la caja de cambios manual-pilotada con embrague robotizado SensoDrive y que compruebes que las piezas de la carrocería encajan al montarlas.