El Lexus RX fue el primer SUV que Lexus vendió en Europa y, su segunda generación, comercializada entre 2003 y 2009, era puntera por aerodinámica (con un extraordinario coeficiente Cx de 0,33), por la suavidad de su mecánica de gasolina de 276 CV o por el excelente confort de marcha que otorgaba su suspensión neumática.

Si no te importa el elevado gasto de combustible, 11,2 litros cada 100 kilómetros, este Lexus es un SUV tremendamente fiable y del que, además, es posible encontrar ejemplares con muy pocos kilómetros.