En su época, la primera generación del BMW X3 era el SUV más dinámico, gracias a la buena puesta a punto del chasis y al sistema de tracción total xDrive. Además, bajo el capó, también incorpora un excelente motor turbodiésel, de 2.0 litros y cuatro cilindros, con 150 CV

¿Una buena noticia? No es necesario que te gastes los 10.000 euros, ya que a partir de 8.000 es posible encontrar unidades en buen estado y con menos de 150.000 kilómetros.