En este caso, no hay duda. El equipo Mercedes-AMG Petronas emplearía el smart fortwo, el urbano de Daimler. Su corta distancia entre ejes, sumado a mejoras aerodinámicas, debería convertirlo en un monoplaza muy divertido y eficaz.