A pesar de que el Cygnet solo se desarrolló para cumplir una normativa de emisiones, Aston Martin podría devolverlo a la palestra para esta F1 tan especial. El coche, con una batalla extendida y un gran alerón trasero, ofrecería aún más rendimiento.