La exposición pública del Toyota Supra sigue siendo completamente descarada, como pudimos ver en una nueva y completa sesión de fotos espía.