Tras el estreno de su quinta generación, la berlina germana mantuvo el reinado de Mercedes-Benz en la categoría, tras el breve paréntesis del BMW Serie 7, en el año anterior.