El primer SUV de Jaguar consiguió lo que ningún otro modelo de la marca hasta el momento: convertirse en el mejor coche del mundo. Para que luego digan que hay que permanecer fiel a las tradiciones...