Aunque en España el uso del hidrógeno todavía parezca un tanto lejano, y no podamos disfrutar de coches como estos, esta apuesta ecológica hizo ganar un valioso premio al Toyota Mirai.