En 2015 se lanzaron pocos coches tan originales como este Citroen C4 Cactus, un modelo 'made in Spain', que sorprendió al mundo con sus Airbump.