En el estreno de esta categoría, llamada a ensalzar al coche más lujoso del año, el protagonista fue el Mercedes-Benz Clase S, una berlina Premium que no necesita presentación.